Los mejores reposapiés ergonómicos de oficina para trabajar en casa

Puede parecer contradictorio, pero estar sentado, cansa.

Los que pasamos mucho tiempo en una silla frente al ordenador lo sabemos perfectamente.

Conforme pasan las horas empiezas a encontrarte incómodo, no sabes cómo poner las piernas y, lo que es peor, empiezan a dolerte partes de tu espalda que ni sabías que existían.

Contar con una buena silla de oficina ergonómica es vital para poder afrontar una jornada laboral sin que tu cuerpo padezca las secuelas de una mala postura.

Pero no siempre es suficiente.

Si a pesar de contar con una buena silla, te cuesta mantener los pies apoyados en el suelo, notas presión en la parte posterior de tus muslos o sientes hormigueo en tus piernas, no lo dudes, necesitas un reposapiés.

Un reposapiés no sólo te permite mantener los pies en una posición cómoda y facilita la circulación sanguínea de nuestras extremidades inferiores, sino que además te ayuda a adoptar una postura saludable cuando estás sentado

Piernas, lumbares, espalda y cuello quedarán perfectamente alineados en todo momento. De esta manera, te cansarás menos y tus dolores musculares se reducirán notablemente. Incluso, en la mayoría de los casos, acabarán desapareciendo.

Guía para comprar un reposapiés de escritorio

Hoy en día hay una gran cantidad de modelos de reposapiés en el mercado. Muchos de ellos con precios realmente baratos.

Por eso, cuando vayas a comprar un reposapiés, lo principal que debes tener en cuenta es que estamos hablando de tu salud. Y en cuestión de salud normalmente es mejor no escatimar.

Por lo tanto, yo no me fijaría tanto en el precio, como en las siguientes características, a la hora de decantarme por un modelo u otro.

Regulación en altura

Un reposapiés, como es lógico, debe permitirnos apoyar completamente nuestros pies en su superficie.

La regulación en altura es muchas veces esencial para conseguir este objetivo cuando, debido a la altura del escritorio y a la regulación de la silla, los pies quedan todavía algo elevados.

Este aspecto es especialmente relevante para las personas de menor estatura.

Inclinación y basculación

En un buen reposapiés se debe poder regular el ángulo de su base, de tal manera que la postura que adoptemos sea lo más cómoda posible.

Esta inclinación puede ser fija y, una vez ajustada, mantenerse siempre así, o bien bascular, es decir, que podemos mover la superficie del reposapiés hacia adelante o hacia atrás con la presión de nuestros pies.

Lo ideal es que un reposapiés sea basculante, pero que también se pueda bloquear la posición para que no se mueva si así lo deseamos.

Dimensiones de la plataforma

Cuanto mayor sea la plataforma donde apoyamos nuestros pies mejor. Eso nos dará más libertad de movimientos al poder colocarlos más juntos o separados entre sí.

Antideslizante

Un reposapiés debería quedarse quieto en el lugar donde lo coloquemos. Si resbala en el suelo y lo tenemos que estar recolocando constantemente, no cumple correctamente su misión de mantener nuestra postura.

Por ese motivo, es fundamental que cuente con un sistema anti-deslizante en su parte inferior, para que se agarre completamente al suelo y no se mueva.

Del mismo modo, su parte superior debería contar también con algún material antideslizante que asegure que no se nos escurren los pies al apoyarnos sobre ella.

Uso y confort de la superficie

El uso que des al reposapiés es fundamental a la hora de decidirte por un modelo determinado.

Si lo vas a utilizar en una oficina, necesitarás que su superficie sea resistente y se limpie con facilidad, ya que vas a utilizarlo con zapatos.

Si, por el contrario, buscas un reposapiés para tu casa, seguramente prefieras que su superficie sea blandita y cómoda, o bien tenga algún relieve para masajear los pies, ya que es muy probable que acabes apoyándote con calcetines o incluso descalzo.

Los 5 mejores reposapiés ergonómicos de oficina calidad-precio para teletrabajar

A continuación te muestro los 5 mejores reposapiés que yo recomendaría a quien trabaje desde casa.

Ya te advierto que sus precios no son los más bajos que vas a encontrar en el mercado, pero su calidad hace que merezca la pena pagar algo más, a cambio de tener un producto duradero con grandes beneficios para nuestra salud.

En cualquier caso, si buscas algo más económico, puedes echar un vistazo al último apartado del artículo donde he recogido 3 reposapiés baratos con buenas prestaciones para quien no quiera gastarse demasiado.

5. HOMCOM 922-002

Para quienes buscan un reposapiés barato ajustable en altura

Encontrar un reposapiés que pueda bascular no suele ser una tarea complicada.

Sin embargo, cuando, por nuestra estatura o debido a las características de nuestra silla o escritorio, necesitamos un soporte para nuestros pies que se pueda regular en altura, la cosa ya no es tan sencilla.

Este reposapiés de la marca HOMCOM tiene 3 niveles de altura (11, 14 y 17 cm) que permiten ajustarse a la mayoría de las situaciones. De hecho, los 17 cm son probablemente la mayor altura que he visto en un reposapiés, por lo que resultará ideal para quienes tengan dificultades para apoyar completamente sus pies en el suelo al sentarse.

Además es basculante, es decir, puedes inclinar su superficie hacia adelante y hacia atrás con el movimiento de tus pies. Gracias a esta oscilación, permite flexionar y extender el pie, favoreciendo la circulación sanguínea y evitando el adormecimiento.

Sin embargo, la plataforma no se puede bloquear en una inclinación concreta y, por ello, su movilidad puede resultar excesiva. Si eres de pies algo inquietos, es posible que notes mucho este balanceo y que te dé sensación de cierta inestabilidad.

La superficie tiene unas bolitas en relieve que producen un efecto masaje cuando deslizamos los pies descalzos sobre ellas.

El material, a pesar de ser plástico, es muy resistente, por lo que se trata de un artículo bastante duradero.

4. Kensington SoleMate Plus (56146)

Para quienes buscan una solución profesional a un buen precio

El reposapiés Kensington SoleMate Plus nos ofrece una solución de gran calidad para adoptar una correcta postura al sentarnos en nuestras sillas de escritorio, tanto en casa como en la oficina.

Es ajustable en altura, lo que te ayudará a mantener los pies completamente apoyados en su superficie independientemente de tu estatura. Tiene 6 posiciones diferentes, desde los 8,9 cm hasta los 12,7 cm.

Para regular la altura se utiliza un original sistema que consiste en una plantilla de papel con la forma de tu mano y un código de colores. En función del tamaño de tu mano, la plantilla te indica el color que debes usar. Luego basta con mover el ajuste del reposapiés hasta el color correcto y ya está, la altura queda regulada.

El proceso es simple pero la hoja de instrucciones no es demasiado explicativa.

Por eso, si eres como yo, un poco torpe con las manualidades, quizá tengas que recurrir a algún vídeo en Youtube o estar un rato experimentando antes de dejarlo completamente ajustado.

La inclinación también se puede regular. Para ello tiene un pequeño pedal en la zona delantera que, al pisarlo, permite balancear la plataforma. Cuando sueltas el pedal, la base queda fija en la posición que se encuentre.

La superficie está recubierta de una goma negra antideslizante. Es cómoda e ideal para apoyar los pies con los zapatos, ya que se puede limpiar con facilidad

Sin embargo, te recomiendo que nada más desempaquetar el reposapiés lo dejes un día o dos aireando, ya que la goma de apoyo tiene un fuerte olor al principio que no es demasiado agradable. Pero no te preocupes, se acaba yendo al poco tiempo.

Finalmente, conviene indicar que la plataforma no es muy grande, por lo que quizá resulte algo escasa a quien calce más de un 44 o le guste mover mucho los pies.

3. Kensington Solemate Confort (56153)

Ideal para quienes trabajan descalzos

El reposapiés Kensington SoleMate Confort reúne prácticamente las mismas características que su hermano, el Kensington SoleMate Plus, pero incluye una cómoda espuma viscoelástica que aporta una gran relajación a tus pies.

Quizá te preguntes si esta diferencia es suficiente para que te recomiende este reposapiés en lugar del anterior.

En mi opinión, sí, si trabajas desde casa.

No sé cuál será tu atuendo en tu vivienda, pero yo intento ir siempre lo más cómodo posible.

Si buscas un reposapiés para una oficina, despacho o sala de coworking, no te recomiendo este modelo, ya que seguramente acabes destrozando la espuma con tus zapatos.

Pero si lo quieres para tu escritorio y eres de los que, como a mí, nos gusta descalzarnos de vez en cuando para relajarnos, este modelo es ideal.

La almohadilla es de gran calidad y sorprendentemente cómoda. Ni muy dura ni muy blanda. Se adapta a nuestros pies cuando los apoyamos en ella, sin hundirse demasiado, y recupera su forma original sin deformarse cuando nos levantamos. Además, se limpia fácilmente.

Otros dos aspectos que diferencian este modelo del SoleMate Plus son que su plataforma es algo más ancha y que se puede inclinar un poco más. De este modo, tenemos bastante más libertad para mover nuestras extremidades.

Para conocer algún detalle más, te recomiendo leer la reseña del Kensington SoleMate Plus, ya que, quitando las diferencias que te he comentado, el resto de características técnicas son prácticamente las mismas.

2. Fellowes – Metálico Professional Series

Ideal para quienes buscan un reposapiés resistente para uso profesional

Este reposapiés de la marca Fellowes destaca por sus materiales fuertes y resistentes.

Construido en acero de calidad, podemos estar seguros de que estamos ante un producto que nos va a durar mucho tiempo.

Se trata de un artículo certificado por FIRA International Ltd, la asociación de muebles más grande de Reino Unido. Esta organización ha probado el producto y nos asegura que cumple con la norma UNE-EN ISO 9241-5, que establece los requisitos ergonómicos para trabajos de oficina con pantallas de visualización de datos (PVD).

Esta ergonomía se aprecia en la posibilidad de regular el reposapiés en 3 alturas (10,5, 12,0 y 13,5 cm), para que podamos adaptarlo en función de nuestra estatura y la altura de nuestra silla.

También, en su efecto de balanceo, ya que se puede inclinar hacia adelante y hacia atrás al hacer presión con nuestros pies para estimular la circulación de las piernas.

Su superficie es bastante amplia, de modo que puedes mover los pies cómodamente, pero al mismo tiempo, está cubierta de un material antideslizante para que no se escurran cuando no quieres. 

La parte inferior también es antideslizante para que se agarre bien al suelo y no se desplace con nuestros movimientos.

El principal inconveniente de este modelo es que la inclinación no se puede bloquear, por lo que, a pesar de ser un artículo de gran calidad, si buscas un reposapiés que se mantenga completamente fijo cuando te apoyas sobre él, quizá éste no sea tu mejor opción.

1. 3M FR530CB

Para quienes buscan la mejor calidad avalada por una marca de prestigio

3M es una reconocida marca que fabrica, entre otras muchas cosas, material de oficina. Nos tiene acostumbrados a una gran calidad en sus productos. Y el reposapiés 3M FR530CB no es una excepción.

Su estructura es de acero. Acostumbrados a ver multitud de reposapiés de plástico, el modelo de 3M destaca por la calidad de sus materiales, resistentes y duraderos.

No es un reposapiés aparatoso. Todo lo contrario. Tiene unas líneas finas y elegantes. Aun así, pesa más de 3 kg, lo que asegura una buena sujeción al suelo. A ello ayudan las gomas antideslizantes de su parte inferior, que evitan además que se raye la tarima. Por lo tanto, no se nos va a desplazar aunque movamos los pies sobre él.

En cuanto a su ergonomía, sigue las recomendaciones de la norma UNE-EN ISO 9241-5, así como las del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Por lo tanto, podemos estar seguros de que nos ayudará a mantener una postura saludable en todo momento mientras trabajamos.

Su altura se puede regular, desde los 10,16  a los 12,7 cm, También su inclinación. De ese modo, podremos ajustarlo a la posición que más cómoda nos resulte.

Ofrece además la posibilidad de movimiento basculante, de manera que si no bloqueamos el ángulo de la plataforma podremos balancear los pies para mejorar nuestra circulación.

Su superficie es bastante ancha y antideslizante. Así, al apoyar nuestros zapatos, no resbalaremos, mantendremos en todo momento la postura y liberaremos la tensión que ejercemos con nuestras piernas.

En resumen, se trata de un excelente reposapiés. Eso sí, a un precio superior a lo que estamos acostumbrados.

Comparativa de los mejores reposapies calidad-precio

En la siguiente tabla puedes encontrar las características principales de los reposapiés que hemos comentado en el apartado anterior.

HOMCOM 922-002 Kensington SoleMate Plus (56146) Kensington Solemate Confort (56153) Fellowes - Metálico Professional Series 3M FR530CB
HOMCOM 922-002 Kensington SoleMate Plus (56146) Kensington Solemate Confort (56153) Fellowes - Metálico Professional Series 3M FR530CB
Tamaño 35 x 46 cm 35 x 45 cm 35.5 x 54.6 34 x 56 cm 35 x 56 cm
Alturas 11 - 14 -17 cm 8,9 - 12,7 cm 8,9 - 12,7 cm 10,5 - 12,0 - 13,5 cm 10,16 - 12,7 cm
Inclinación 18º 20º 30º 25º 30º
Material Poliestireno de alto impacto y alta resistencia Plástico de alta calidad Plástico de alta calidad Acero Acero
Superficie para los pies Plástico Goma Espuma viscoelástica Antideslizante Antideslizante Safety Walk
Comprar en Amazon

3 reposapiés de oficina baratos para tu escritorio

En el apartado anterior te he comentado los que, en mi opinión, son los mejores reposapiés que puedes encontrar hoy en día y los que sin duda te recomiendo si quieres utilizarlos para trabajar sentado durante varias horas.

No obstante, dada la gran cantidad de reposapiés de precio reducido que hay en el mercado, he querido también hacer una selección de otros modelos más económicos por si buscas una solución decente con un menor coste.

AmazonBasics

La marca blanca de Amazon suele ofrecernos productos de calidad a precios bajos y este reposapiés cumple a la perfección esta afirmación.

Sorprende que, a pesar de su reducido precio, el reposapiés AmazonBasis no sea de plástico, como la mayoría, sino que combina partes de plástico con partes de metal. De este modo, el resultado es un artículo con una buena resistencia y durabilidad.

Es basculante, pero no se puede dejar fijo en una inclinación. Tampoco se puede regular en altura.

A pesar de esta limitación, cumple perfectamente su función de ayudarte a mantener una correcta postura y es realmente cómodo. A ello contribuyen las gomas antideslizantes de su parte inferior, que lo fijan completamente al suelo y evitan desplazamientos. También la rugosidad de su superficie, que impide que te resbales y produce un efecto masaje bastante agradable cuando mueves los pies descalzos sobre ella.

Se trata por lo tanto de una excelente solución, apta para todos los bolsillos.

Archivo 2000-5115GF

El Archivo 2000-5115GF es un reposapiés sencillo, pero que cumple correctamente su función a pesar de su bajo precio.

Tiene función basculante, de manera que lo puedes mover adelante y atrás con tus pies. En cambio, no se puede dejar fijo en una posición y tampoco tiene ajuste en altura.

La superficie está formada por una especie de bolitas que proporcionan un efecto masaje en la planta de tus pies muy relajante.

Es de plástico, pero parece bastante resistente y es muy fácil de limpiar. No obstante este material hace que en alguna ocasión se atasque al bascular y produzca un fuerte ruido al desatascarse.

A pesar de ser bastante sencillo, tiene una buena fijación y no se desliza en el suelo con facilidad, por lo que te ayudará a mantener tus piernas siempre en una posición correcta, reduciendo la tensión muscular y favoreciendo la circulación sanguínea.

Topmener Reposapiés

Finalmente, te presento un reposapiés diferente a los que hemos visto, ya que consiste básicamente en una almohada de espuma sin mayores florituras.

No obstante, a pesar de su sencillez, el reposapiés Topmener es increíblemente cómodo y contribuye en buena medida a preservar la salud de nuestra espalda y articulaciones.

Su forma semicircular nos permite utilizarlo de dos maneras. Si se apoya la base sobre el suelo, tendremos un soporte fijo. En cambio, si es el semicírculo lo que colocamos hacia abajo, conseguiremos un efecto basculante que estimulará la circulación de nuestras piernas.

La espuma interior es de gran calidad. Firme, pero no dura. Soporta perfectamente nuestro peso sin deformarse y resulta realmente confortable, especialmente cuando apoyamos nuestros pies descalzos.

La cubierta está fabricada con un material antideslizante y se puede extraer la funda para lavarla fácilmente en la lavadora.

En resumen, una opción diferente, a un precio reducido, ideal para mejorar tu postura al sentarte para trabajar o para estar más relajado en tu tiempo libre.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)