Las mejores sillas ergonómicas de oficina para trabajar en casa

Si has empezado a trabajar desde casa hace poco, una de las primeras cosas que habrás notado es que la silla que compraste hace años no sirve para una jornada de 8 horas diarias.

En su momento cumplió su papel, quizá más estético que funcional, pero ahora tienes las lumbares doloridas, la sangre no te circula por los muslos, el culo se te ha aplanado y, para colmo, esos reposabrazos te fuerzan a adoptar una postura de Tiranosaurio Rex sobre el escritorio.

Si te reconoces en esta situación, necesitas una nueva silla ergonómica para poder trabajar en tu casa con mayor comodidad. Es preferible invertir dinero en mobiliario que te ayude a conservar la salud en lugar de ahorrártelo ahora y tener que acudir a fisioterapia dentro de unas pocas semanas.

Pero encontrar una buena silla a un precio razonable no es tarea fácil. Por eso, he querido recopilar las mejores sillas ergonómicas que, en mi opinión, puedes encontrar actualmente en el mercado.

Cuáles son las características de una silla ergonómica que deberías mirar

Las dos cualidades indispensables que debe cumplir una silla de oficina es que soporte tu peso y esté pensada para tu estatura. Si te enamora un modelo pensado para personas de menos de 1,80 y tú eres casi tan alto como Gasol, olvídate de esa silla. Quedará ideal como decoración, pero no la podrás usar para trabajar.  

Como regla general: cuanto más ajustable sea una silla, más posibilidades tienes de que se adapte a tus necesidades. Tus opciones de éxito en la compra de una silla de oficina se verán incrementadas cuanto mayor sea el número de elementos regulables de un modelo.  

Para adoptar una correcta postura al trabajar con el ordenador, los expertos recomiendan unas características mínimas que cualquier silla de oficina debería cumplir:

  • Regulación del asiento en altura, para garantizar que los ángulos de caderas, rodillas y tobillos están a 90º.
  • Respaldo de entre 30 y 50 cm de ancho, que proporcione apoyo para la espalda, con una inclinación de hasta 90º.
  • Soporte lumbar que facilite el descanso de los discos vertebrales.
  • Asiento con los bordes curvos en su frontal, para evitar la presión detrás de las rodillas. Si es regulable en profundidad, mejor.
  • Respaldo y asiento tapizados en materiales transpirables y no resbaladizos.
  • Reposabrazos regulables, al menos, en altura, para que las extremidades descansen en un ángulo de 90º y podamos sujetarnos al levantarnos.
  • Apoyo sobre 5 ruedas que eviten desplazamientos involuntarios.

Dicho esto, y sin perder de vista las recomendaciones anteriores, te aconsejo centrar tu atención en las características que son importantes para ti. Cada persona tiene sus propios gustos y valora unas cosas u otras:

  • Si consideras imprescindible que el respaldo se pueda reclinar y mantener en esa posición, asegúrate de comprar una silla con esas características.
  • Si te encanta apoyar el cuello para relajarte y encontrar la inspiración, elige una silla que tenga un buen reposacabezas.
  • Si necesitas soporte para tus lumbares, porque tu espalda tiene bastante curvatura, ni se te ocurra comprar una silla sin un apoyo lumbar con opciones de adaptación.
  • Si te molesta que los reposabrazos se estén tropezando con la mesa constantemente, busca una silla en la que se puedan regular o, incluso, desmontar.

Tú eres quien mejor se conoce. Piensa en lo que consideras irrenunciable y localiza el modelo que mejor se adapte a tus necesidades.

Las 5 mejores sillas de oficina ergonómicas calidad-precio

A continuación te muestro las que, en mi opinión, son las mejores sillas de oficina ergonómicas relación calidad-precio que puedes encontrar hoy en día, ordenadas desde la más básica hasta la que yo recomendaría.

5. IntimaTe WM Heart

Para los que buscan una silla cómoda a un buen precio

Empezamos con la IntimaTe WM Heart, una silla de aspecto muy cuidado, que no ofrece todas las opciones de ajuste que serían deseables en una silla ergonómica, pero que sorprende por su comodidad para pasar varias horas en ella.

Su respaldo de malla transpirable tiene un diseño anatómico que ayuda a colocar nuestra espalda en una correcta posición y evitar que sufra. A ello contribuye el soporte lumbar que, a pesar de ser rígido, no mullido y no regulable, cumple su función para que mantengamos una postura erguida.

El respaldo lleva incluido un reposacabezas fijo, que nos permite descansar nuestro cuello y relajar la musculatura cuando estamos en mitad de nuestras tareas.

Los reposabrazos no se pueden regular, pero sí plegar. De esta manera, puedes meter la silla debajo del escritorio cuando no la utilizas y ocupará menos espacio en tu habitación. Además, están acolchados, por lo que si te gusta apoyarte en ellos, no se te clavarán en los brazos.

Todo el conjunto, respaldo y asiento, se puede reclinar de 90º a 105º.

Sin embargo, sólo podemos bloquearlo para que se mantenga en la posición de 90º y no en cualquier inclinación.

En cuanto a sus materiales, son de una buena calidad y resistencia. La base, donde encajan las ruedas, es metálica y el asiento está cubierto por una tela bastante agradable al tacto, que no te hace pasar calor y que además resulta fácil de limpiar.

La IntimaTe WM Heart es, en definitiva, una buena silla. Eso sí, si eres alto, no te la recomiendo. Para que te hagas una idea, a las personas de 1,80, el reposacabezas les llega más o menos a la altura de la nuca, por lo que deja de cumplir su función y el conjunto pierde buena parte de su comodidad.

4. INTEY KD-02

Ideal si buscas una silla con un diseño ergonómico y ajustable

Estamos ante un modelo que destaca por sus formas y su adaptabilidad. Por ello, la INTEY KD-02 no defrauda a quien está buscando una silla de oficina confortable donde pasar sus horas de trabajo. 

Tanto su reposacabezas, como sus reposabrazos y su soporte lumbar son regulables en altura, por lo que podrás adaptarlos a tu estatura para conseguir la postura que te resulte más cómoda. Sin embargo, a diferencia de otros modelos, no se pueden regular en profundidad.

El respaldo es de malla transpirable, muy práctico para evitar el calor excesivo en verano, y se puede reclinar unos 26º sobre la vertical, dentro de los cuales puedes dejarlo bloqueado en la inclinación que te resulte más cómoda.

Uno de los puntos fuertes de esta silla es la forma de su respaldo y de su cojín. El primero está diseñado haciendo una especie de S para adaptarse completamente a tu espalda. Del mismo modo, el asiento también simula los huecos de tus piernas, de manera que te ayuda a mantener la postura y reduce la presión sobre tus muslos, mejorando así la circulación de la sangre por las piernas.

Como aspecto menos positivo, hay que decir que no está pensada para personas muy altas o voluminosas. La altura a la que se puede elevar el asiento es inferior a otras sillas y el peso máximo que soporta es de 130 kg. Por eso, aunque en las especificaciones dice que es apta para personas hasta 1,90 m, si mides más de 1,85 m te recomiendo mirar otro modelo.

3. MFAVOUR

Para los que quieren una silla completamente regulable

La silla MFAVOUR permite configurar prácticamente todas sus partes para ofrecerte la máxima adaptabilidad a tu cuerpo.

Tiene un reposacabezas ajustable tanto en altura como en ángulo, ideal para que tu cuello descanse en todo momento. Como también lo hará tu zona lumbar, gracias al cojín lumbar que incorpora y que puedes regular en altura y en profundidad.

Los reposabrazos también son regulables. Pero no sólo en altura, como en la mayoría de este tipo de sillas, sino que además puedes ajustar la distancia al respaldo e incluso girarlos horizontalmente para adoptar la posición que te resulte más cómoda en función de la tarea que estés realizando.

El respaldo se puede inclinar hasta 120º y bloquear para que mantenga la posición que desees. Está formado por una malla transpirable para evitar el calor.

Como ves, la configuración es casi completa. Además, sus materiales son duraderos y es muy fácil de montar.

Viene con un manual que te lo explica claramente, todos los tornillos necesarios e incluso unos guantes. 

Entonces, ¿por qué no la considero la mejor de la comparativa?

Porque el soporte lumbar, a pesar de ser acolchado, es algo duro. A ciertos usuarios esto les puede resultar algo incómodo y, aunque la mayoría agradecerán la existencia del cojín, habrá quien no se adapte a él.

Otro punto algo flojo es el mullido del asiento, algo escaso, por lo que si eres un poco pesado es posible que no te resulte del todo confortable.

2. FIXKIT

Para los que buscan el mejor equilibrio calidad-precio

Si necesitas una silla ergonómica para trabajar en casa, la FIXKIT te ofrece una solución adaptable y robusta a un precio bastante ajustado.

Sus opciones de configuración son muy completas. Su reposacabezas y su soporte lumbar son ajustables en altura, por lo que podrás colocarlos en la posición que mejor se adapten a tu propia estatura.

El respaldo de malla transpirable se puede reclinar hasta 120º y bloquearlo en la posición que quieras para obtener un mayor confort.

Su asiento, se puede regular en altura, como en todas las sillas que te presento en la comparativa. Además, se puede mover horizontalmente, hacia delante y hacia atrás, de forma que podrás separarlo más o menos del respaldo.

Esta función, junto a su cojín transpirable de alta densidad, te permitirá reducir la presión sobre las piernas y mejorar tu circulación sanguínea.

En cuanto a sus reposabrazos, son completamente regulables, en altura, distancia al respaldo y ángulo de giro, por lo que no tendrás ninguna dificultad para encontrar la postura que te resulte más cómoda.

Sin embargo, en esta versatilidad de los reposabrazos reside también uno de los puntos flacos de esta silla.

El desplazamiento giratorio de estos reposabrazos es muy sensible, por lo que se tuercen a menudo con cada pequeño movimiento de los brazos. No es algo que afecte a la comodidad del conjunto, pero a veces puede resultar molesto.

Como dato curioso, la silla incorpora una pequeña percha en la parte posterior del reposacabezas para colgar una camisa o una prenda de poco peso.

1. SIHOO

Para los que quieren la silla con más calidad a un precio razonable

Y llegamos a mi opción favorita de este análisis. Si buscas una silla ergonómica a un buen precio, la SIHOO puede ser tu mejor opción.

Es cierto que es algo más cara que las que hemos repasado anteriormente, pero su calidad y adaptabilidad hacen que merezca la pena esos pocos euros de más.

Empezamos por su respaldo, de malla transpirable ideal para las temporadas del calor. Se puede inclinar de 90º a 125º y bloquear la posición en cualquier ángulo, para que puedas adoptar la postura más cómoda, tanto para trabajar como para hacer otra actividad más relajada.

Dispone de reposacabezas regulable en altura y en inclinación, para que lo acomodes a la posición de tu cuello en todo momento y liberar así la tensión de tus cervicales.

También dispone de cojín lumbar, que puedes ajustar en altura y en profundidad para adaptarlo a la forma de tu columna y ayudarte a mantener la espalda recta.

El asiento presenta una forma ergonómica en W, que simula el contorno de tus piernas y favorece el mantenimiento de una postura adecuada. Además, el borde cae ligeramente hacia adelante para no ejercer presión sobre tus muslos y mejorar la circulación.

Los materiales de la silla parecen robustos y de buena calidad. Su base es de aluminio y trae dos juegos de ruedas, uno para superficies duras y otro para moqueta.

La calidad del conjunto se aprecia también en los detalles. El paquete incluye una pequeña cuchilla para que puedas abrir todos elementos del embalaje fácilmente y sin tener que ir a buscar un cutter o unas tijeras. Además, el kit de instalación lleva todo lo necesario para hacer el montaje, incluyendo unos guantes blancos y dos llaves diferentes para que no te falte de nada.

El principal inconveniente que se le puede poner a esta silla es que el reposacabezas queda algo flojo, especialmente si lo subes mucho, por lo que las personas más altas quizá note que se mueva en exceso. En cualquier caso, es un pequeño detalle que no afecta a la comodidad.

Comparativa de las mejores sillas de escritorio ergonómicas

A continuación te muestro una tabla con las características más importantes de todas las sillas anteriores, para que las puedas comparar de un simple vistazo.

IntimaTe WM Heart INTEY KD-02 MFAVOUR FIXKIT SIHOO
IntimaTe WM Heart INTEY KD-02 MFAVOUR FIXKIT SIHOO
Inclinación respaldo 90º - 105º. No regulable. 90º - 115º 90º - 120º 90º - 125º 90º - 125º
Reposabrazos regulable No, sólo plegables
Reposabezas Sí, no regulable Sí, regulable Sí, regulable Sí, regulable Sí, regulable
Refuerzo lumbar Sí, soporte Sí, soporte Sí, cojín Sí, soporte Sí, cojín
Altura del respaldo 74 cm (incluyendo reposacabezas) 62 cm 60 cm 60 cm 53,8 cm
Tamaño del asiento 51 x 50 cm 46 x 52 cm 50 x 50 cm 50 x 50 cm 50,8 x 52 cm
Altura desde el suelo al asiento 45 - 54,5 cm 42 - 50 cm 45 - 55 cm 44 - 54 cm 43 - 53 cm
Peso máx. soportado 130 kg 130 kg 150 kg 150 kg 150 kg
Comprar en Amazon

Silla de oficina ergonómica vs silla gamer, ¿cuál comprar?

Si buscas información en Internet sobre sillas ergonómicas encontrarás muchas páginas donde se habla sobre diferentes modelos de sillas gaming.

No es para menos. Si eres de los que, como yo, disfrutan echando unas partidas de vez en cuando, sabrás que jugar a videojuegos no es precisamente una actividad tranquila. Los momentos de relajación se mezclan con etapas de tensión y de euforia, que provocan que cambies de postura en más de una ocasión.

Por eso, las sillas gamer surgieron para proporcionar a los jugadores la máxima comodidad durante sus ratos de ocio y adaptarse a los continuos movimientos que inconscientemente realizan durante el tiempo que duran las partidas. Un tiempo que, dicho de paso, no suele ser corto.

Debido a esta comodidad y capacidad de adaptación al movimiento del cuerpo, cada vez son más los que optan por adquirir una silla gamer para trabajar desde casa. 

¿Y son realmente una buena opción?

Sí, lo son. Pero a mi modo de ver, no la mejor.

¿Puedes beber vino en un vaso de agua? Por supuesto que puedes, pero estoy seguro de que notarás la diferencia si lo bebes en una copa de vino.

El vaso de agua es ideal para beber agua.

La copa de vino es ideal para beber vino.

En el caso de las sillas, lo mismo. 

Una silla gaming está pensada para ofrecerte la mayor comodidad cuando juegas a videojuegos.

Una silla de oficina ergonómica está concebida para ayudarte a mantener una postura correcta durante las 8 horas o más que pases trabajando.

No quiero decir con esto que con una silla gamer no mantengas una postura adecuada. No, en absoluto. De hecho, la mayor parte de las sillas gaming son muy regulables y puedes ajustarlas en gran medida a tu cuerpo.

Simplemente creo que una silla ergonómica de oficina o de escritorio cumplirá mejor este papel, ya que ése es el propósito para el que se ha diseñado.

Por lo tanto, si el principal uso que le vas a dar a tu silla es trabajar durante muchas horas sentado en ella, no lo dudes, cómprate una silla ergonómica de oficina.

No obstante, si prefieres adquirir una silla gaming, sigue leyendo para descubrir cuál es la que yo te recomiendo.

La mejor silla gamer para trabajar desde casa

Llegados a este punto, es posible que prefieras optar por una silla gaming por diversos motivos:

  • Porque vas a utilizarla tanto para trabajar como para pasar buena parte de tu tiempo jugando a tus videojuegos favoritos.
  • Porque su diseño te resulta más llamativo que la sobriedad de una silla de oficina.
  • Porque prefieres una comodidad extra a la hora de relajarte.

En ese caso, te recomiendo la silla DX Racer 5 Robas Lund

Se trata de una silla gaming algo más cara que las sillas de oficina que hemos visto en la comparativa pero que, sin duda, te ofrece un gran equilibrio entre comodidad y ergonomía, que la hace apta tanto para jugar como para trabajar.

Sus principales características son:

  • El respaldo se inclina hasta 135º para que puedas reclinarte a tu gusto en tus momentos de relax.
  • El asiento es regulable en altura, al igual que sus reposabrazos y sus cojines lumbar y cervical. De esta manera los podrás colocar como mejor se adapten a tu estatura.
  • Su tapizado es de tela, en lugar de polipiel como ocurre en la mayoría de estas sillas, por lo que no pasarás tanto calor en verano.

Su principal pero es que se trata de una silla algo estrecha, por lo que si mides más de 1,80m, o eres corpulento, no te la recomiendo. Mejor echa un vistazo al modelo que te presento en el siguiente apartado.

La mejor silla ergonómica para personas altas

Como habrás podido comprobar a lo largo de la comparativa, si mides más de 1,85m, encontrar una buena silla que se adapte a ti es una tarea realmente compleja.

Yo no soy demasiado alto, más bien soy bajito, por lo que nunca se me ha presentado ese problema.

Sin embargo, he querido hacerte la vida un poco más fácil y buscar una silla que esté concebida para aquellas personas que, por su estatura o corpulencia, necesitéis unas medidas superiores a lo habitual.

Y ésta es la silla que te recomendaría: la Diablo X-Ray XL

Quizá te extrañe que te recomiende una silla gaming. Sin embargo, se trata de un modelo con muy buenas opciones de adaptación y ergonomía, pensada no sólo para quienes juegan sino también para los que pasan muchas horas sentados en ella.

En concreto, sus puntos fuertes son:

  • Reposabrazos completamente regulables: en altura, anchura, ángulo y profundidad.
  • Reclinable de 90º hasta 160º, ideal para trabajar, jugar e incluso echarte una siesta.
  • Cojines lumbar y cervical, ajustables y rellenos de una espuma que se adapta a la forma del cuerpo, de manera que te ayuda a mantener tu columna en una postura correcta.
  • Forrado de un material de calidad que imita al cuero. Es duradero y al mismo tiempo evita el calor al estar perforado para favorecer la circulación del aire. 

Pero lo más importante para las personas altas es que esta silla tiene 3 modelos diferentes y, en concreto, la versión XL, que es la que te recomiendo, soporta hasta 200 kg de peso y sus dimensiones están pensadas para adaptarse a quien mide de 1,70 m en adelante.

Se trata de una silla con unas características perfectas para quienes gozan de una gran estatura y que, sin duda, compensan su precio, que es algo más elevado que el resto de modelos que te he presentado anteriormente.

Puede que estos artículos también te interesen

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 4.8)